Brioche con pepitas de chocolate

Poco se puede añadir a este título para hacerlo más atractivo. Si en una misma frase pone brioche y chocolate ya sabemos que va a estar bueno. Un brioche es una elaboración pastelera de masa fermentada muy conocida de origen francés elaborado a base de huevos, levadura, leche, mantequilla y azúcar. 

Como ocurre con todas las masas levadas el proceso es pura magia. Mezclamos, amasamos, dejamos reposar, desgasificamos, boleamos… ¡pura alquimia culinaria! Todo el proceso os llevará unas tres horas y el resultado merece la pena: un bollito esponjoso, dulce en su justa medida y perfecto para desayunos y meriendas. 

Para elaborarlo he utilizado leche fresca y mantequilla de La Colmenareña, una empresa de productos lácteos de Colmenar Viejo cuya leche procede de granjas de la Sierra de Madrid. Un lujazo de productos al lado de la capital. 

Ingredientes

  • 400 gramos de harina de fuerza 
  • 200 militros de leche
  • 50 gramos de mantequilla
  • 1 huevo mediano
  • 70 gramos azúcar
  • 12 gramos levadura fresca
  • 5 gramos sal
  • 1 huevo para pintar
  • Azúcar para adornar
  • Chocolate. ¿Qué cantidad? Para el chocolate no hay nada escrito. Puedes hacerlo sin él o con él y añadir la cantidad que creas conveniente. 

Elaboración

1. En primer lugar templamos la leche y la mezclamos con la mantequilla a temperatura ambiente, la levadura, el azúcar y un huevo. Si añadís la leche y la mantequilla sin atemperarlas, directamente de la nevera, puede perjudicar a la levadura.

2. Añadimos a nuestra mezcla la sal y la harina y removemos bien. Vamos mezclando hasta conseguir una masa homogénea. 

3. Dejamos reposar la masa diez minutos en un bol tapada con un paño.

4. Finalizados esos diez minutos, sobre una superficie previamente enharinada, ponemos la masa y realizamos un par de plegados. Volvemos a dejar reposar otros diez minutos más tapada con el paño.

5. Repetimos el paso anterior una o dos veces más hasta que la masa sea elástica y todos los ingredientes estén bien integrados. 

6. Ahora vamos a dejar reposar la masa durante una hora tapada con el paño hasta que haya doblado su volumen. 

7. Pasado este tiempo, espolvoreamos harina sobre una superficie y colocamos nuestra masa. La desgasificamos, la dividimos en porciones y la boleamos. Puedes hacer pequeñas bolas de 100 gramos.

8. Las vamos a dejar reposar sobre una bandeja de horno forrada con papel de hornear y esperamos de nuevo hasta que fermenten de forma individual y doblen su volumen. 

9. ¡Ya están casi listas! Antes de meterlas en el horno bate un huevo y utilízalo para pintar los panecillos. Espolvorea un poco de azúcar por encima para que el resultado final sea más apetecible.

10. Hornea durante 15 o 20 minutos a 200º C. A mi me gusta empezar con calor por la parte de abajo del horno y pasado un rato poner calor por arriba también. 

¿Cuándo sabes que están hechos? Cuando el aroma a pastelería inunda la cocina. 

TRUCO: yo antes hacía la fase de mezcla y amasado a mano pero desde que tengo panificadora lo hace ella. Añado los ingredientes y pongo el programa “subida de masas”.

¡Manos a la masa! Seguro que os va a encantar. 


0 comments on “Brioche con pepitas de chocolateAdd yours →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *